Deberes de los pacientes

 ¿Por qué los pacientes y sus allegados también tienen deberes?

Deberes de los pacientes

Los seres humanos nos caracterizamos, entre otras cosas, por la necesidad que tenemos los unos de los otros, por el hecho de que "no es posible un yo, sin un tú", por las relaciones recíprocas; por ello, los derechos de cada quien conllevan deberes para con los demás, aunque es fundamental y absolutamente necesaria la protección de los seres humanos más débiles por la vía del reconocimiento de sus derechos. Esto no necesariamente implica que quien es sujeto de derechos está exento de responsabilidades y nada tenga que aportar a la relación; con las demás personas e instituciones en el peor de los casos, debe al menos cumplir con el deber de facilitar el reconocimiento de sus derechos.

Los seres humanos, en la mayoría de las situaciones estamos en capacidad de cumplir unos deberes, como corresponsabilidad al reconocimiento de nuestros derechos. Dicho de otra manera, las situaciones donde un ser humano sólo es sujeto de derechos más no de deberes son muy concretas como en el caso de los menores de edad, los inconscientes, los incapaces mentales y los no nacidos en gestación.

Por lo anterior, Coomeva Emergencia Médica (CEM), con  sus colaboradores, convoca a sus pacientes, familiares y allegados de los mismos y a todos los usuarios de sus servicios, para que tengan presentes sus deberes. Aspiramos que así como los derechos les son reconocidos por CEM  (antes de ser exigidos), igualmente tengan un comportamiento ajustado a la dignidad  que tienen las personas que  laboran para su beneficio. En esa dignidad somos iguales y de su actitud y comportamiento se derivarán beneficios para todos.

 Los deberes de los pacientes y sus allegados son:

 Cuidar su salud y la de los demás. 
 Informar en forma oportuna, clara, veraz y completa las circunstancias relacionadas con su estado de salud y los hechos o situaciones causantes de su deterioro, las circunstancias administrativas relativas a la seguridad social y todas las necesarias para que CEM pueda brindarle el cuidado idóneo. 
 Comprometerse con el consentimiento informado. 
 Expresar por escrito su voluntad de no aceptar algún tratamiento o procedimiento. 
 Designar, cuando esté en condiciones de hacerlo y si así lo desea, el tercero en el que subroga la obtención de su consentimiento informado. 
 Facilitar el cumplimiento de las normas legales y éticas. 
 Cuidar y hacer uso racional de los recursos, instalaciones, dotación, servicios y prestaciones sociales y laborales. 
 Colaborar con el cumplimiento de normas, reglamentos e instrucciones de la institución y del equipo tratante. 
 Solicitar el cumplimiento de sus derechos, en equilibrio justo con los derechos de los demás. 
 Respetar la intimidad de los demás pacientes. 
 Tratar con respeto y dignidad a las personas que lo atienden, a los demás pacientes y a los familiares y allegados. 
 Hacerse a sí mismo y hacer a los suyos parte activa del equipo humano de tratamiento. 
 Canalizar por el conducto regular sus quejas, reclamos y sugerencias. 
 Informar oportunamente de hechos dolosos que perciba durante su atención en CEM y colaborar con los administradores y autoridades competentes para subsanarlos.

imagen Volver a los derechos de los pacientes



Publicaciones relacionadas

Comparte esta publicación

Utilidades